Juan Ramirez de Velasco 278, Timbre 1, Villa Crespo.

Una alegría que contagia

Diario de Experiencias 2.0 asistió a un seminario de Bollywood Dance a cargo de la profesora María Eugenia Laurenza en la Escuela DurgaMa de Villa Crespo. Allí era imposible no sentir ganas de bailar y de moverse. Porque la alegría del ritmo, de la música y de la energía de la docente que lo impartía contagiaban a toda la sala.
Puede competir con Hollywood, contar cualquier clase de historia, lucirse con su danza y transmitir una cultura oriental. Pero lo más importante, es que incluso si no entendés la letra, puede llenarte de energía y ganas de bailar.
Bollywood es una industria cinematográfica inmensa con sede en Bombay. Sus films, de una forma muy inteligente, encontraron una forma fantástica de llegar al público de todo el mundo: la música y el baile.
Tal como explicó la profesora de Bollywood, Eugenia Laurenza: este ritmo “nace a partir de las películas indias y sus números musicales”, y combina “danzas occidentales, populares y clásicas de la india”
Entre las infaltables pulseras, las tobilleras, los collares, los aritos en la nariz, los saris bien coloridos y esos famosos puntos rojos entre los ojos, que son tan distintivos (Bindis), este estilo marca una estética única que llama la atención a simple vista y se luce con coreografías enérgicas y llenas de vida.
Para cualquiera que quiera aprender esta danza “accesible y divertida y que da mucha felicidad”, Laurenza insiste: “con entrega, con humildad y con ganas se llega a todo”.
Los cambios se notan en todos los alumnos desde que comienzan a practicarla. Porque la profesora destaca que a los estudiantes: “se los ve más felices” cuando se entregan a la magia del movimiento.
Dicen que la música es un lenguaje universal, y eso se nota en una clase de Bollywood Dance. Tal vez no comprendas la letra de la canción que marca tus pasos, tal vez no comprendas el idioma, ni sepas qué historia se encuentra escondida detrás de ese ritmo, pero hay algo seguro: la alegría se siente y la energía se contagia.
Por Gabriela Dozoretz.-

Publicado el 11 abril 2018 | Ver sus artículos