Juan Ramirez de Velasco 278, Timbre 1, Villa Crespo.

Camino al Templo de la Madre Divina, Mendoza Uspallata

A veces la vida nos sorprende con momentos mágicos.
Comencé a estudiar danza clásica de la india sin haber bailado nunca, siendo grande ya para lo que se cree la edad indicada para bailar.
Mi primer maestra solo hablaba en Ingles; lo cual era un problema ya que no entendía nada, solo sabia que cuando decía Silvia wrong era que no estaba bien y lo decia muchisimas mas veces de lo que me ubiera gustado.
La practica era muy fuerte y apenas podia caminar hasta el colectivo para volver a casa. A pesar de todo, nunca dude que ahi era donde tenia que estar.

El tiempo fue pasando y progrese en mi practica, comence a descubrir que cada ves que me iba de la clase mi mente estaba muy despejada, en un estado de profunda paz y claridad, debo confesar que el dolor en las piernas aún hoy sigue existiendo.

Las primeras veces que baile; mi maestra solo me pedía que trate de sonreir, descubri el panico escenico. Cuando llegaba al lugar donde se iba a bailar lo primero que buscaba era la salida de emergencia, para los que me conocen bailar ahora les es dificil creerlo; y fue gracias al apoyo de mi maestra; las flores de Bach  y a seguir intentando sin rendirme que descubri que cuando uno se olvida del publico, logra entregarse por completo, hay algo que sucede dificil de explicar y que es mágico.

Creo que esa es la verdadera entrega del Artista, olvidarse de si mismo, uno se pierde; el yo desaparece; solo queda la escencia divina, siendo un canal de lo que hay que evocar, un extasis total.

La mejor de las técnicas no es suficiente sin la belleza de la Verdad y la Entrega.

Descubrir ésto; fueron años los que pasaron, con la gran bendicion de poder viajar varias veces a la madre tierra “India” a estudiar.
Cuando logre mudarme a Capital gracias a unos amigos que confiaron en mí quienes fueron el puntapie para llegar hoy a donde estoy y el de varias personas que tocaron mi vida y asi llegar a tener por primera ves mi sala de danza, me senti tan feliz que queria agradecerle a la Divinidad por esta Bendición.

liliAsi llego Lili a mi vida. Me convoco para participar en un evento para construir un Templo a la Madre Divina en la Cordillera de los Andes.
Nada más propicio para agradecer a la divinidad todo lo otorgado.
El Templo se construyo y se inauguro el 21 de Dic. del 2012 y en ese momento tan especial tuve el honor de poder bailar en el Hall del Templo como se hacia en la antiguedad.

puja

puja2

Un Pujari (sacerdote hinduista) realizo la ceremonia de inauguración del Templo, cuando supe esto, enseguida recorde mis Goongures (los cascabeles con los que bailo) nunca habian sido consagrados. Se los entregue para que sean Bendencidos  en el Templo y asi lo hizo.

parvati En ese momento por la exsaltacion de la inaguracion, tantas emociones y las danzas no tenia plena conciencia del verdadero acto que estaba realizando.
Como las Devadasis en la antiguedad luego de largos años de preparación tuve el regalo de la bendición de mis Cascabeles y bailar en la inaguracion del Templo a la Madre Divina, Parvati que esta en la provincia de Mendoza en el Valler de la Inmortalidad, www.valledeinmortalidad.com.ar.
Silvia Rissi
Bailarina y profesora de Danzas Clásicas de la India.
www.durgama.com.ar

inaguracion-silvia

 

 

 

 

 

 

danza5

Publicado el 08 julio 2014 | Ver sus artículos