Juan Ramirez de Velasco 278, Timbre 1, Villa Crespo.

Baratha Natyam

Características principales del Bharata Natyam.
En el bharata natyam predomina la línea recta y el triangulo, dando importancia al recorrido de la línea y la naturaleza de la forma. Se utiliza cada articulación, dando así la forma de ángulos en cada parte del cuerpo.
La Karana o pose principal tiene estrecha relación con la geometría corporal.
La columna es el eje de la postura, la cabeza alineada al frente, el mentón ni muy arriba ni muy abajo. El pecho abierto, los brazos doblados en la articulación del codo se cierran al frente del pecho.
Las piernas giradas hacia fuera, alineando la cadera con las rodillas y los pies. Los talones se juntan casi llegando a tocarse, su posición es el eje del cuerpo.
Los movimientos son puros, directos y lineales.

El origen del Bharata Natyam
Este estilo surge en los templos del Sur de India hace más de 2000 años. Originalmente era bailado en los templos por una comunidad de bailarinas llamadas “Devadasis”. Las devadasis eran mujeres jóvenes donadas por sus padres a los templos para que se “casen” con las deidades que presidían esos templos. Las devadasis permanecían solteras el resto de sus vidas y dedicaban su vida entera a bailar y cantar en la alabanza de Dios. El significado del nombre Bharata Natyam esta constituido por dos palabras: Bharata y Natyam. Bharata se refiere al sabio Bharata quien es considerado el autor del Natyashastra, el primer tratado comprensivo de la dramaturgia de India. La palabra Natyam significa danza. Otra explicación proviene de la palabra Bharata, la cual se compone de tres sílabas: Bha-Ra-Ta. Cada sílaba corresponde a elementos fundamentales de la danza.
Bha, se refiere a Bhava o expresión, Ra se refiere a Raga o melodía y Ta se refiera a Talam o sílabas rítmicas que acompañan a la danza.
Este es un nombre que se le dio a principios del siglo pasado, ya que en la epoca de las Devadasis estas danzas eran conocidas como Sadir Nritya o Dasi Attam.

Las devadasis fueron mantenidas bajo el patrocinio de los reyes siguiendo las reglas de las cortes. Durante la colonización regida en India, la institución de las devadasis se corrompió. La dominación extranjera desprestigiaba la cultura autóctona y ya muchos de los indios habían comenzado a perder interés. Las devadasis comenzaron a ser asociadas a la prostitución y el Bharata Natyam se convirtió en una danza vulgar e ilícita. Se prohibió a las devadasis bailar en los templos y el Bharata Natyam casi se extingue por completo. Sin embargo, a principios de 1930, algunas personas que conocían el valor de tal tesoro artístico decidieron salvarlo de su suerte incierta. Rukmini Devi, una mujer perteneciente a una cultísima familia de brahmines de Madras, rompió con la tradición de siglos que reservaba la ejecución de esas danzas solo para las Devadasis y tras varios años de aprendizaje se presento en público con un completo repertorio de Bharata Natyam.
Poco después fundó Kalakshetra en Madras, que actualmente es el más importante instituto internacional para la enseñanza de este estilo. Con la independencia de India, la danza al igual que otras manifestaciones artísticas recibió el apoyo, tanto estatal como privado. Hoy las bailarinas deBharata Natyam son las nuevas sacerdotisas de este arte que ha pasado de los templos a los escenarios, y en sus manos está el conservarlo en toda su pureza estética y espiritual.